Colócalos en tus dulces o comidas.